Textos Julio 2021

 
J V S D L M M J V S D L M M J
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15
  V S D L M M J V S D L M M J V S
  16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31
 
 

25 de julio - ¡Hola amigos!
El Peregrino, una de las representaciones más comunes de Ignacio de Loyola
REFLEXIONES EN FRONTERA, Para Tu Radio
Jesuita Guillermo Ortiz – Compañía de Jesús

A la hora de dictar sus memorias Ignacio de Loyola se apoda a sí mismo: “El Peregrino”. Condensa así, de algún modo, la transformación interior que el Espíritu de Jesús fue realizando en su vida; su nuevo ser. Alude directamente al CAMINO A LA VIDA VERDADERA del discípulo-misionero. (Cfr. Juan 14,6). Se pone en la fila de los miles de peregrinos del mundo y de la historia. Yo ¿soy un peregrino?

Todavía convaleciente, cuando aún no está completamente curado; acepta los pensamientos, imágenes y afectos (“mociones”) que Dios pone en su corazón y lo rebalsan de alegría. Y pone en práctica su propósito de CONOCER A JESÚS para amarlo más y seguirlo y servirlo mejor en los hermanos (Cfr. Ejercicios 104), poniéndose en camino. Imagino los pensamientos y sentimientos de Ignacio. Trato de distinguir los míos.

Un rengo peregrino parece un contrasentido pero dice mucho: Es alguien que decidido, afectiva y “afectivamente” deja de ser un errabundo (pecado significa errar en el blanco) Venciéndose a sí mismo (como reza el título de los Ejercicios); hace “lo diametralmente opuesto” a los “engaños y cadenas” que el mal espíritu le sugiere y con los que lo encadena. Los que no pueden caminar no son los rengos, sino los engañados y encadenados por el mal. Jesucristo lo libera.

¿Sigo el camino del Señor?, ¿Soy libre de apegos, ataduras, adicciones?
 
  Escuchar o Bajar Audio Bajar Texto